La envidia es una emoción tan antigua como el género humano y es muy normal experimentarla. Ahora bien: ¡que sea normal no quiere decir que nos convenga sentirla a menudo! De otra parte, hemos notado que el fenómeno de la envidia ha arreciado hasta el punto no sólo de quitar el mérito a las personas talentosas sino de encontrarnos con gente empeñada en destrozar por completo la reputación de otra gente. Es una situación desafiante, por supuesto, pero no es imposible de sortear. Sobre cómo sobrevivir en medio de envidiosos y qué hacer cuando uno nota que el envidioso es uno mismo, estuvimos conversando con los amigos de "En Blu Jeans" de Blu Radio Colombia.

“Somos el promedio de las 5 personas que más frecuentamos”, señaló Jim Rohn y, si nos fijamos en nuestros hábitos, en nuestros gustos, en nuestra forma de hablar y hasta en nuestra forma de vestir, veremos que esta afirmación puede tener mucho de cierto.

Cómo saber que estoy junto a una persona confiable
Cómo rodearnos mejor en la oficina
Cómo establecer relaciones más saludables a nivel personal y, cómo no, ¡en el amor!

Qué obstaculiza nuestra felicidad; qué es un estresor; cómo es eso de que “Loro viejo sí aprende a hablar”; por qué usamos máscaras corporativas; el estrés, el amor y otras adicciones: estos son los temas del artículo que me emociona muchísimo invitarlos a leer y a compartir, a propósito de los contenidos de mi libro, “Felicidad a prueba de oficinas” (Ed. Planeta, 2017. ¿Dónde conseguirlo? haciendo click aquí: Felicidad a prueba de oficinas).

 

Usar la creatividad es la forma de hacer nuestros propios milagros a escala”: así comenzaron estas reflexiones que tuve el gusto de compartir y comentar con la carismática periodista Clara Estrada para Caracol Radio Colombia.

Jueves, 17 Septiembre 2015 14:41

La Marca Personal y la Felicidad

Escrito por

El pasado viernes tuve el gran placer de conversar por una hora con el periódico El Colombiano, de Medellín, sobre la Felicidad y la Marca Personal en vivo vía Twitter. En desarrollo de la entrevista otros participantes hicieron preguntas muy interesantes. Algunas recibieron respuesta junto con las preguntas del periódico pero hubo otras que no alcancé a contestar (era “mucho voltaje para un solo café”, ¿recuerdan?). Prometí una publicación en el blog y aquí van las respuestas pendientes:

Todos los seres humanos tenemos (en público o en secreto; en mayor o menor grado) la aspiración de gustar; o, cuando menos, de encajar dentro de los requisitos del gustode alguien o de un grupo de personas o de un segmento de la sociedad.

(Mi palabra preferida para esa intención de gustar es enganchar porque me parece estruendosamente descriptiva. Esa es la que vamos a usar en lo que sigue).

Viernes, 09 Diciembre 2016 08:57

A caballo regalado... ¡SÍ se le mira el colmillo!

Escrito por

Sylvia Ramírez, Life Coach, PNL, Personal Branding, conferencia de felicidad, conferencia de motivación, Diseño de Marca Personal, Asesoría de Imagen, Bogotá, Colombia, Felicidad, Felicidad en las Empresas, Empresas Felices, Speaker, Conferencista, Conferenciante, Endomarketing, Coach de Felicidad

Aunque tenga mucha necesidad, si no es lo que quiero, ¡no va! Ya no recuerdo cuándo fue la última vez que acudir a un refrán me haya servido de algo. Casi todos traen una trampa encubierta: con la buena intención de ahorrarnos un mal terminan causando un agravio mayor. Y este no es la excepción: “A caballo regalado no se le mira el colmillo”. Por caridad, ¡míreselo siempre!, ¡siempre! Míreselo con lupa, especialmente, a la hora de establecerse con alguien. Note que no dije “A la hora de amar sino de establecerse; de comprometerse. Usted ame a quien le plazca, que justo en lo irrefrenable del sentimiento está el encanto pero, eso sí, no firme nada si no se trata de un buen caballo.

El título real de este artículo debió ser “El Ego, el talón de Aquiles de los abogados grandes”, dado que la cuestión de base es la siguiente: antes que estar al día con las últimas reformas legales, los avances más recientes en la ciencia del liderazgo apuntan a que el atributo interno definitivo para liderar una firma de abogados es la humildad. Y ocurre que la humildad es un fenómeno relativamente exótico en nuestra profesión. Sí, humildad, que no consiste en tener una disposición incondicional a permitir que otros pasen por encima suyo, sino que, al contrario, se concreta en la virtud de conocerse; de saber cuáles son sus límites y de no necesitar ganar todos los casos, aparecer a diario en las noticias ni estar siempre en lo cierto para saber que usted es un abogado competente. La humildad, entendida como sencillez, puede ser el detonante de su éxito como líder -y de paso del de su oficina- porque le permitirá enfocarse en las cosas que son en realidad importantes.

Buscar

Nuestra comunidad

Regístrese para recibir correo electrónico para obtener la información
© 2021 Sylvia Ramírez - All rights reserved - Todos los derechos reservados

Buscar